Segunda idea

Tras la primera entrega, me he dado cuenta que para adaptarme completamente al desierto, más que imitar sus formas, debería utilizar los materiales que la naturaleza me ofrece, y evidentemente el más abundante es la arena. Además, la arena puede hacerme una gran función aislante.

También tiene que ser algo mucho más nómada, ya que en un desierto, con unas condiciones meteorológicas tan adversas, no puedo cargar con algo tan pesado.

Ante eso, he pensado hacer una hábitat con sacos de arena